Menu

Exploración. La cara y la cruz de Elite Dangerous.

photo_2017-01-31_10-13-28.jpg

Si una cosa llama la atención en Elite Dangerous en comparación con otros juegos espaciales es la posibilidad de viajar a través de una réplica de la vía láctea. Uno de los papeles que se puede desempeñar en dicho juego es el de explorador. En sus inicios, la posibilidad de ser el primero en explorar un sistema solar y que tu nombre esté ligado a dicho sistema era aliciente suficiente para que una buena parte de los jugadores se lanzara más allá de la burbuja habitada. Pero, cuando lugares como Sagitarius A, el centro de la galaxia o Beagle Point, en el otro extremo, empezaron a estar más concurridos que la cima del monte Everest, se empezó a ver que la mecánica de exploración exigía más chicha.

Todo empezó a cambiar con el descubrimiento accidental de las unas ruinas en Synuefe XR-H d11-102 a cargo del comandante Xdeath y que en teoría no se tendrían que descubrir tan pronto. Muchos visitamos dichas ruinas pero quedo en la categoría de anécdota.

Todo cambió este mes de enero tras el avistamiento de la nave alienígena y la creación de un desencriptador de los datos, que se podían escanear en las ruinas, por  Ram Tah. A partir de ahí empezó una carrera para descubrir el secreto de las ruinas. Los exploradores se habían convertido en arqueólogos y nuevamente en exploradores para descubrir en emplazamiento de de nuevas ruinas. Esta investigación, que todavía continua, sacó lo mejor de las mecánicas de exploración de Elite Dangerous, y también lo peor.

El hecho de que el escaneo de ciertas ruinas diesen datos que, en teoría debían estar en otras fue un jarro de agua fría. Pero el mazazo definitivo fue cuando se descubrieron las segundas ruinas en IC 2391 SECTOR GW-V B2-4 y resultaron ser idénticas a las primeras. Por suerte el descubrimiento de unas terceras ruinas totalmente distintas en IC 2391 SECTOR ZE-A D101 han dejado ese hecho en una simple mancha en el expediente de los desarrolladores, aunque los errores a la hora de escanear parecen seguir existiendo,o hay que hacer algo que se le escapa a los comandantes que están realizando las exploraciones.

Formidine. El otro enígma.

Paralelamente, y sin tanto revuelo, se está realizando otra búsqueda en el Formidine Rift que han resultado en el hallazgo de exploraciones anteriores que nos desvelan informaciones que nos van llevando a otros restos. A mí, particularmente, los relatos que se han encontrado me recuerdan al diario de Robert Falcon Scott en su desesperada carrera hacia la Antártida y la búsqueda de los comandantes guarda cierto paralelismo con la búsqueda del doctor David Lingstone por parte del periodista Henry Stanley. Algunos indicios e hipótesis insinúan que el misterio que se esconde detrás de esos restos puede tener la misma o mayor trascendencia que el que se esconde tras las ruinas alienígenas.

Hasta aquí todo lo que os puedo contar, porque es todo lo que se y la mayor parte de lo que se sabe. Porque la exploración de dichos enigmas todavía acaba de comenzar y augura un futuro emocionante a los exploradores de la galaxia. Siempre que Frontier no vuelva a meter la pata.

 

DARKAWA

  • David Martínez Rodríguez

    A la vista de los nuevos descubrimientos (2 nuevos conjuntos de ruinas, una iguales a las dos primeras y la otra igual a la tercera), tendrás que rectificar el artículo.
    Otros comandantes habían descrito también como error (“copy&paste”) por parte de Frontier, el descubrimiento de ese segundo conjunto de ruinas idénticas a las primeras.
    Ahora la situación es distinta, tenemos 5 conjuntos de ruinas descubiertos, 3 de tipo “A” y 2 de tipo “B”. Y todo apunta que nos queda por descubrir un tercer tipo “C”, para tener todas las piezas de esta parte del puzzle. Y que no tardarán en ser descubiertas, si no lo han hecho ya.

Vídeo del dia

For Honor - In the Battle 360°