Menu

Esta carga no es mía. Estaba aquí cuando llegué. 

Hoy toca un episodio de experiencias personales.

Entre dos de mis múltiples sesiones,
resulta que me caducaron varias misiones.

Procedí a eliminarlas con desconsuelo,
mi reputación tirada por los suelos.

Saliendo presto de la estación
veo una información singular.
Miro los paneles con atención.
Llevo en las bodegas carga ilegal.

Una de las misiones que ya tenía olvidadas,
tenía mercancía que ahora aparece como robada.

Salgo por patas y activo el supercrucero.
Si me escanean probaré el duro acero

Abandono la estación con poco tino.
La congoja me embarga.
Preocupado, elijo mi próximo destino.
Sin dejar de pensar en la carga.

Cuando llego a la zona
a rescatar datos encriptados.
Me encuentro con una flota
de piratas ahí emboscados.

Miro sus naves con mucho hastío.
Cierro compuertas y empiezo a escanear.
No voy a encontrar los datos con tanto lío
pero la recompensa sí la voy a cobrar.

Mi nave es más grande y ellos son cuatro
cogiendo distancia de uno en uno los mato.

Un par de ellos han caído.
Mi escudo ha caído también.
Mi casco ya están arañando.
La adrenalina se pone a cien.

La situación difícil se ponía.
Llegaba mi hora más oscura.
En eso que llega la policía
A terminar con chusma de tan baja catadura.

Una vez el combate ya ha terminado
La policía inicia el reglamentario escaneado.

Me acuerdo de mi carga ilegal.
Si me escanean estoy en un sidral.

Me alejo y abro la bodega
y con mucho disimulo
eyecto la maldita carga.
¡A tomar por culo!

Mientras intento encontrar los datos encriptados
poniendo la cara más angelical
la policía me comunica que ha observado
como eyectaba carga ilegal.

La carga no es mía
estaba aquí cuando llegué.
Le espeto al policía
poniendo mucho incapié.

No te esfuerces, me dice, esta todo registrado.
De esta multa no te libra ni el mejor abogado.

Y aquí acaba mi historia
Se lo explico en prosa al que lo solicite.
nadie imaginar podría
que hubiese tanta poesía en Elite.

 

DARKAWA

Vídeo del dia

Sonic Forces